¿Cuál es el colmo de un peluquero? Descubrir que en la vida nada es permanente.